¿Cómo afectan las peleas de los padres al niño? – Desarrollo y bienestar emocional

La familia es sin duda el lugar donde los niños obtienen la primera impresión sobre el mundo que los rodea y la relación que tendrán con él. Son muchos los miedos y mensajes erróneos que son capaces de transmitir los padres cuando desarrollan peleas delante de los niños. No obstante, la familia es un sistema que ejerce influencia directa en la seguridad, desarrollo y autoestima del niño por ello es importante que los padres se lleven bien.

Índice()
  1. ¿Por qué se presentan los conflictos o las peleas de los padres en el hogar?
  2. ¿Qué tipo de emociones desagradables desencadenan las peleas de los padres en los hijos?
  3. ¿Cómo puede comportarse el niño si constantemente presencia las peleas entre sus progenitores?
  4. ¿Es posible que el niño actúe como el chivo expiatorio para evitar las peleas de los padres?
  5. ¿Cómo repercuten las peleas de los padres en la vida adulta de los hijos?
  6. ¿Cuál es la mejor forma de resolver los conflictos y las peleas en el hogar?
  7. ¿Se pueden evitar las peleas de los padres para no afectar el desarrollo emocional del niño?

¿Por qué se presentan los conflictos o las peleas de los padres en el hogar?

La razón mas frecuente es no tener una buena comunicación entre ambos, provocando a si que detonen conflictos y se eleven el tono de voz en sus conversaciones. La armonía familiar se destruye a medida que los padres no pueden ponerse de acuerdo en ciertas cosas y terminan arrastrando a los hijos a sus problemas. Los conflictos suelen surgir por el dinero, responsabilidades en el hogar, por quitarse la autoridad frente a los hijos, problemas de convivencia, entre otros problemas.

¿Qué tipo de emociones desagradables desencadenan las peleas de los padres en los hijos?

En primer lugar, los niños suelen desatar emociones de miedo y temor que causan problemas de autoestima en el mismo y problemas de confianza hacia los padres. Como segunda emoción surge la culpabilidad, pues la mayoría de niños no comprenden el origen de la discusión y tienden a pensar que son ellos quienes lo causaron. 

Otro comportamiento o emoción desagradable de los niños es la presencia del enojo y la ira producto de lo que ha aprendido en casa durante las peleas de sus padres. A través de los años muchas de las inseguridades que se transmitieron en hogar harán que los seres humanos no puedan relacionarse sanamente con otros. 

¿Cómo puede comportarse el niño si constantemente presencia las peleas entre sus progenitores?

De forma inmediata o progresiva los niños que presencian las peleas de los padres empiezan a cambiar su estado de animo y desde allí cambian su conducta. Un niño que escucha las peleas de mamá y papá tiende a estar de mal humor, a bajar sus calificaciones en el colegio e incluso de pelea con sus amigos. Por otro lado, el patrón adoptado hace que no tenga herramientas para una conversación efectiva, pues difícilmente no se irritara.

En otro aspecto, puede llegar a comportarse de forma grosera con el padre que es mas atacado durante las discusiones, pues sentirá que no le debe ningún respecto. Todos los casos son diferentes, por eso vemos muchos niños que no desarrollan violencia; pero que se vuelven niños solitarios y con miedo de socializar.  Es importante que el niño desarrolle y manifieste sus emociones; pero en un hogar violento evidentemente no podrá hacerlo.

¿Es posible que el niño actúe como el chivo expiatorio para evitar las peleas de los padres?

Sí, constantemente los niños tratan de mediar con los padres para que las pelean cesen y es allí donde al no pararlas siente que es culpable de que sus padres se peleen. Es muy difícil para un niño tener que cargar con la responsabilidad de los padres y por ellos a menudo vemos adolescentes con muchos problemas de conducta.

Para la psicología el chivo expiatorio (hijo) es quien lleva culpas que en realidad no son suyas; pero que aun así cree que debe llevarlas para mantener unida a la familia. Lo mas difícil, es que el niño que una vez adopte este papel le tomara mucha terapia y tiempo para deshacerse de lo que ha aprendido.  

Los valores negativos que aportan los conflictos de los padres es lo que hace que el niño desarrolle toda la frustración que trasmiten los mismos en sus peleas. 

¿Cómo repercuten las peleas de los padres en la vida adulta de los hijos?

Es común ver adultos violentos incapaces de comunicarse sin demostrar al otro agresividad en sus palabras y en su aspecto corporal, pues esta es un caso diferente de las repercusiones que vivió en el hogar. Así mismo, muchos niños al crecer no pueden distinguir las relaciones sanas de las violentas y por ello buscan personas que revivan los conflictos que vivió de niño. 

Lo primero que un niño recibe cuando viene de hogares con violencia es un mensaje errado de la autoestima y la forma como debe responder ante personas negativas. Constantemente vemos en el caso de las niñas que al ser adultas buscan una y otra vez en sus relaciones de pareja al tipo de hombre que fue su padre y viceversa en los varones. 

¿Cuál es la mejor forma de resolver los conflictos y las peleas en el hogar?

La comunicación desde el punto de vista de respeto y tolerancia es la mejor forma de resolver los gritos y peleas en casa, sobre todo cuando hay hijos de por medio. Por otro lado, ver las consecuencias que se generan en las peleas del hogar es el paso más importante para corregir las malas conductas y aprende a escucharse.

Por otro lado, se debe llevar la inconformidad fuera del alcance de los niños, es decir, donde ellos no sean participes de los problemas de convivencia de los padres. Nunca debemos de quitar la autoridad de uno de los padres, aunque signifique que no se este de acuerdo con lo sucedido será mejor esperar y conversarlo a solas. 

¿Se pueden evitar las peleas de los padres para no afectar el desarrollo emocional del niño?

Aunque siempre existan desconformidades en la pareja, la comunicación asertiva ayudara a disminuir las peleas innecesarias y a fomentar el respecto entre sí y hacia los hijos. Siempre que puedan busquen un espacio para conversar de lo que les molesta y traten de solucionarlo haciendo acuerdo en privado. Mantener la calma y hablar con prudencia es la mejor forma de llevar una relación saludable por los niños y por el amor de pareja.

De ser necesario busquen ayuda de un terapeuta familiar para solucionar los problemas con ayuda de los expertos y no arrastrar a los niños a conflictos nocivos. En caso de ser padres separados traten siempre de conciliar sobre la educación de los niños sin que tenga iniciar peleas por desacuerdos en frente de ellos. 

No olvides buscar otros artículos relacionados con las relaciones de parejas y la salud emocional de los mas pequeños del hogar. 

Subir