Cómo evitar que los padres traspasen sus miedos a sus hijos en la infancia - Padres sobreprotectores

Si bien es cierto que la tarea de los padres es proteger a los niños, cuando se llega a los extremos es cuando todo se torna enfermizo y perjudicial para ambos. NIngún extremo es bueno, así que los padres deben evitar cruzar esa línea que los separa de padres preocupados, a padres obsesivos y sobreprotectores. Mientras más sana sea la relación de padres e hijos, mejor será la educación, el desarrollo y el aprendizaje de los pequeños.

Índice()
  1. ¿Cómo son los padres sobreprotectores?
  2. Consecuencias de tener padres sobreprotectores
    1. Falta de confianza en sí mismos
    2. Dependencia emocional familiar
    3. Baja autoestima
    4. Dificultades para relacionarse socialmente y tomar decisiones propias
  3. ¿Cómo dejar de ser un padre sobreprotector?

¿Cómo son los padres sobreprotectores?

Muchos padres afirman que la educación actual ha cambiado mucho, y aunque es cierto, no significa que tiene que cambiar para mal. Aprender de los errores de nuestros padres, es la mejor manera de poder brindar una mejor educación a nuestros hijos.

¡Si te compraron una bicicleta de niña y te caiste, no quiere decir que vas a envolver a tu pequeño en papel protector para que no sufra ningún daño! Todo dependerá de la manera y el tacto con que le enseñes, luedo tendrás que dejarlo que abra sus alas, vuelve y aprenda por sí solo.

Un padre protector es aquel que permanece todo el tiempo cerca del niño para evitar que sufra hasta el más mínimo daño. Especialmente para evitar que se pongan a si mismos en situaciones donde puedan caerse, golpearse, o cualquier otra cosa.

La sensación de protección de un padre sobreprotector, va mucho más allá de lo normal. Ya que siente que todo lo que rodea al niño es un peligro y no le da la oportunidad en lo más mínimo de conocer el mundo y experimentar por sí mismo.

Es entendible que ningún padre desea que sus hijos sufran, pero la verdad es que la enseñanza va de la mano con la experiencia. Todas las personas, incluidos los niños, deben conocer por sí mismos lo que es bueno y lo que es malo para saber diferenciarlo.

El papel de los padres es hacerles saber qué es lo que está mal, por qué debe evitarlo, y cuál es la mejor manera de hacer las cosas. Si se encierra al niño en una burbuja, cuando esté adulto no sabrá cómo reaccionar ante los retos y dificultades del mundo.

Consecuencias de tener padres sobreprotectores

Ser un padre sobreprotector trae muchas consecuencias a corto y largo plazo para los niños, porque en la mayoría de los casos los miedos son transmitidos a los pequeños, y crecen siendo muy temerosos ante todo. Otras consecuencias comunes pueden ser:

Falta de confianza en sí mismos

El primer mensaje que transmiten los padres sobreprotectores a sus hijos es: Tu no puedes hacerlo. Porque simplemente no confian en sus capacidades de cuidarse por sí solo, o superar cualquier reto sin la ayuda de sus padres.

Dependencia emocional familiar

Al ser padres que no dejan que sus hijos se expresen libremente, ellos terminarán dependiendo casi totalmente de los padres. El sentimiento de tener que necesitar siempre a alguien porque ellos por sí solos no lograrán nada, es muy problemático y lamentable. Y en sus futuras relaciones, creará dependencia emocional hacia muchas parejas que terminarán en fracaso. 

Baja autoestima

La sobreprotección de los padres puede provocar un mal desarrollo en la confianza de los niños. Al no sentirse capaces de hacer muchas cosas por sí solos, y sobretodo al ver que otros niños sí lo hacen, comienzan a tener muchas dudas sobre sí mismos y por lo tanto, desarrollan problemas de autoestima. 

Dificultades para relacionarse socialmente y tomar decisiones propias

El desarrollo social de un niño es muy importante para que aprenda a convivir con las demás personas, si es privado de esto debido a un padre protector, de adulto no sabrá cómo hacer nuevas amistades o cómo desenvolverse en un ambiente laboral. Vivirá bajo la sombra de personas que les dirán qué y cuando hacer las cosas, porque nunca podrán tomar decisiones por sí mismos.

¿Cómo dejar de ser un padre sobreprotector?

Si te has dado cuenta que estás teniendo actitudes de padre sobreprotector, es tiempo de cambiar y mejorar por el bien de tus hijos. Puedes hacerlo comenzando por:

  • Deja que experimenten el mundo por sí mismos. 
  • No los prives de algo que deseen hacer o experimentar.
  • Deja que se desenvuelvan en todo lo que deseen.
  • No les hagas todo, deja que ellos aprendan. 
  • Enseñales a evitar lo malo por medio del diálogo.

5 (496)
Subir