Cómo hacer un menú completo para que mi hijo suba de peso - Nutrición infantil

La alimentación del niño es muy importante, ya que esto incide directamente en el desarrollo físico y mental del niño, una mala alimentación genera problemas de peso y estatura. Ahora bien, qué y cuánto debe comer el niño para que tenga su peso adecuado, son algunas de las cosas que estaremos aclarando en este artículo.

Índice()
  1. Principales causas por las que un niño no sube de peso
    1. Alergias alimentarias
    2. Intolerancia a ciertos alimentos
    3. Virus o enfermedades crónicas
  2. ¿Qué ocurre si mi hijo no puede subir de peso?
  3. ¿Cuál es el peso ideal que deben tener los niños?
  4. ¿Qué hacer para que mi hijo suba de peso rápido?
    1. Agregar un poco más de aceite en las comidas
    2. Espolvorear con queso los alimentos
    3. Agregar al plan alimenticio yogurt natural
    4. Ofrecer frutos secos
  5. Menú completo para que mi hijo suba de peso
    1. Menú para el desayuno
    2. Menú para la media mañana
    3. Menú para el almuerzo
    4. Menú para la merienda
    5. Menú para la media tarde
    6. Menú para la cena
  6. ¿Cuándo debo acudir al pediatra con mi hijo?

Principales causas por las que un niño no sube de peso

En muchas ocasiones el niño no engorda o tiene el peso adecuado, debido a múltiples factores dentro de los que podemos mencionar:

Alergias alimentarias

Las alergias alimentarias son la reacción adversa del sistema inmunológico del niño, cuando el organismo procesa ciertos tipos de alimentos en particular. Las alergias se pueden manifestar a través de la dermatitis atópica: brote de prurito y enrojecimiento de la piel o por las vías respiratorias con el asma o rinitis. Los productos que normalmente causan alergias son: leche, huevo, pescados, mariscos, frutos secos, soja, trigo, legumbres entre otros.

Intolerancia a ciertos alimentos

La intolerancia a ciertos alimentos está relacionada con el proceso metabólico y digestivo, se manifiesta a través de dolores de barriga, hinchazón abdominal o diarrea. Las intolerancias más conocidas son a la lactosa, fructosa, sacarosa y gluten.

Virus o enfermedades crónicas

Los virus o enfermedades crónicas afecta el metabolismo de la persona y por lo tanto van a influir en la pérdida de peso.

¿Qué ocurre si mi hijo no puede subir de peso?

Si el niño no puede subir de peso lo más recomendable es la consulta con el pediatra. La situación del peso o contextura del niño es algo muy personalizado, ya que en esto influye el desarrollo general, síntomas que presente e incluso la genética de sus padres.

¿Cuál es el peso ideal que deben tener los niños?

El peso del niño, un tema polémico entre padres y pediatra, para determinar si el niño está en el peso ideal los pediatras se guían por tablas estadísticas llamadas percentiles, generadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual a su vez esta clasificadas por sexo. Para establecer el peso ideal se requiere conocer la edad y la talla.

¿Qué hacer para que mi hijo suba de peso rápido?

A veces esta interrogante, que atormenta a muchos padres no tiene razón de ser ya que, si el niño está sano, come los alimentos adecuados y además el percentil y la evolución de desarrollo es la adecuada, no hay por qué preocuparse, simplemente el niño es de contextura delgada. Ahora bien, si el niño no quiere comer, y el pediatra determina que, efectivamente hay una falla de peso, puedes implementar ciertas medidas en casa que te ayudarán a conseguir ese peso ideal.

Agregar un poco más de aceite en las comidas

Lo ideal sería agregar mayor cantidad de aceite, de buena calidad, a legumbres y verduras para aumentar la ingesta de grasa en el organismo del niño.

Espolvorear con queso los alimentos

Espolvorear con quesos los alimentos lo harían más apetitosos para los niños y a su vez la densidad calórica que consume es mayor.

Agregar al plan alimenticio yogurt natural

El yogurt natural mejora el proceso digestivo del niño además lo previene de las diarreas, lo que indirectamente ayuda a mantener y aumentar el peso del niño.

Ofrecer frutos secos

Debemos incluir frutos secos en la alimentación de nuestros niños ya que tienen un gran potencial energético, una buena porción de grasa y gran cantidad de vitamina B. Dentro de estos frutos secos podemos mencionar: Almendras, avellanas, pistacho, nueces, semilla de calabaza y girasol y muchos otros, que seguramente serán muy apetitoso para nuestros niños.

Menú completo para que mi hijo suba de peso

Menú para el desayuno

El desayuno es la comida más importante del día porque le genera al niño la energía necesaria para mantenerse activo. Todo desayuno debe incluir frutas como manzanas, fresas, arándanos entre otros, también vegetales como zanahoria o brócoli, además de la leche y los cereales como la avena. un plato para el desayuno podría ser un vaso de yogurt con trozos de fresa acompañado con panquecas de zanahorias.

Menú para la media mañana

A media mañana es recomendable darle al niño, una fruta o frutos secos, galletas caseras, cereales, además de la hidratación necesaria, un ejemplo de una comida de media mañana puede ser un vaso de leche con galletas de avena, no muchas y con poca azúcar.

Menú para el almuerzo

En el almuerzo ya se deben incluir los platos más fuertes, por tanto, deben estar presente las proteínas siendo las más indicadas las carnes blancas; verduras y frutas además de los carbohidratos, debemos tener siempre presente que las porciones deben ser pequeñas. Un almuerzo ideal para un niño podría ser una crema de verduras con pollo a la plancha y papas al vapor acompañado por un rico batido de fresa.

Menú para la merienda

La merienda es muy importante para que los niños mantengan la energía que necesitan para hacer sus actividades extracurriculares, pero debemos evitar las golosinas y gaseosas lo ideal son las meriendas hechas en casa como: galletas de avena, ensaladas de fruta, pasteles horneados, tartaletas, etc. Es cosa de ponerse creativo ya que la merienda puede ser dulce o salada.

Menú para la media tarde

A media tarde se le puede ofrecer al niño un batido de banana, frutos secos, un pudín, etc. Siempre creando y alternando ya que los niños se cansan con facilidad de lo repetitivo.

Menú para la cena

Para la cena es imprescindible darles a los niños alimentos que sean ligeros para evitar posibles molestias estomacales que les perturbe el sueño, lo aconsejable sería cremas, verdura, pescado y frutas, un plato podría ser croquetas de atún, con crema de calabacín y una porción de fruta, dentro de las cuales las más recomendables para la noche son la manzana, la pera y el melón.

¿Cuándo debo acudir al pediatra con mi hijo?

Cuando se trata de la alimentación debo acudir al pediatra o nutricionista al momento de iniciar al niño con la comida complementaria o sólida, para que estos especialistas nos den las pautas para armar un buen plan nutricional para el niño. Luego mantenerlos en consultas regulares para ir chequeando la evolución de su talla y peso.

Subir