¿Cómo quitar pañales con trucos y técnicas del estilo Montessori?

Cuando tu hijo comienza a llegar a una edad un poco más avanzada, sabes que debes iniciar con una de las transiciones que suelen generar más inconvenientes durante el desarrollo. Esta transición es en la cual el niño o bebé comienza a dejar de usar pañales y aprende a usar el baño, el cual debe estar adaptado para su comodidad.

Cuando los niños dejan el pañal significa que han logrado la capacidad necesaria para controlar sus necesidades fisiológicas, por ello es muy importante saber en que etapa es necesario ayudarlo a alcanzarlo.

Índice()
  1. ¿A qué edad comienzan los niños a dejar los pañales?
  2. ¿Por qué se recomienda el estilo Montessori para ayudar a quitar o dejar los pañales?
  3. ¿Qué frases del estilo Montessori se recomiendan emplear en los niños para dejar los pañales?
  4. Trucos y técnicas del estilo Montessori para quitar o dejar los pañales
    1. No intentar adelantar el proceso
    2. Equipar bien el baño
    3. Permitir que el niño use prendas holgadas
    4. No obligar a usar el váter
    5. No emplear premios y castigos
    6. Motivar al niño sin presionarlo
    7. Respetar sus tiempos

¿A qué edad comienzan los niños a dejar los pañales?

En términos generales, se recomienda iniciar el proceso o transición para que el niño deje de usar los pañales cuando este comience a desarrollar su madurez neurológica y aprender a regular la orina o defecación. Esta etapa inicia aproximadamente a partir de los 18 meses, antes de esta edad podría tornarse más complicado de lograr y los padres padecerían de frustración al no poder lograrlo.

Es muy común que, al momento en que el niño se encuentre entre los 18-20 meses comiencen el proceso de dejar los pañales, principalmente durante el día, quitar el pañal de la noche se puede tornar un poco más complicado y tarde hasta un año más. Sin embargo, aunque el proceso de dejar los pañales durante el día sea un éxito entre los 20-30 meses, es natural que lleguen a presentar fugas, o se hagan pis al dormir.

¿Por qué se recomienda el estilo Montessori para ayudar a quitar o dejar los pañales?

La creadora del método Montessori recomienda que, los padres estén seguros que su hijo está preparado para dejar el pañal, sin importar que tengan 2 o 3 años, el niño necesita estar fisiológicamente capacitado para controlar sus esfínteres.

María Montessori, psicopedagoga y creadora de este método, nos enseña que este estilo consiste en explicarle al niño todo lo que puede sentir cuando tenga ganas de orinar o hacer caca. Además, los padres deben estar atentos a los gestos que el niño haga cuando siente ganas de ir al baño, e incluso preguntarles en cada momento si tienen ganas de orinar o hacer caca.

¿Qué frases del estilo Montessori se recomiendan emplear en los niños para dejar los pañales?

Es normal que durante la época de aprendizaje tienda a tener algunas fugas, pero aun debes mantenerte a su lado apoyándolo y ofreciéndole confianza, habrá retrocesos, pero habrá muchos más avances.

Por ello es necesario que le ofrezcas motivacion, confort y también aceptar que cada niño progresa a su propio ritmo, además, puedes ser su soporte utilizando algunas de estas frases y demostraciones:

  • Puedes mostrarle el ambiente: “Mira, esto es un wáter, como el que usan mamá y papá” o “Voy al baño ¿Quieres acompañarme?”
  • También es de mucha ayuda hablar con él mientras le cambias el pañal y explicarle paso a paso cómo lo haces.
  • Fíjate en su comportamiento y acompáñalo con frases como “Te ves un poco incómodo ¿Te has mojado?, podemos ir a cambiarnos.”
  • Fomenta la diversión y entretenimiento, ya sea ofreciéndole leer un libro en el wáter, creando juegos relacionados con el baño o con los pasos para ir al wáter.

Trucos y técnicas del estilo Montessori para quitar o dejar los pañales

El método Montessori para dejar el pañal es recomendado por muchos padres quienes ya lo han utilizado anteriormente y les ha ido muy bien durante todo el proceso. Sin embargo, hay unos trucos o recomendaciones a tomar en cuenta para que el proceso sea llevadero y cómodo tanto para el niño como para los padres.

No intentar adelantar el proceso

Aunque se recomienda que los niños dejen el pañal aproximadamente a la edad de 2-3 años, no hay porque adelantar el proceso ya que cada niño tiene su propio ritmo. Por ello es importante cerciorarse que esté totalmente preparado, para así tener más progresos que retrocesos y no genere frustración ni en el niño ni en los padres.

Equipar bien el baño

Es muy importante tener a la mano todas las herramientas necesarias para esta transición, tal como un orinal y una escalerita para poder subir solo al váter. Esta recomendación es fundamental al momento de implementar el método Montessori para que así, el niño pueda obtener todo lo que necesite de primera mano.

Permitir que el niño use prendas holgadas

Por otro lado, es necesario recalcar que, al aprender a usar el váter solo el niño necesita independizarse poco a poco y poder hacerlo por sí solo. Las prendas holgadas lo ayudarán a poder desvestirse y vestirse solo sin necesidad de depender de sus padres.

No obligar a usar el váter

Obligar a un niño a usar el váter lo hará creer que es un castigo, abriendo así la posibilidad de padecer de estreñimiento o conflictos para adaptarse a el. Por otro lado, podrías preguntarle cada cierto tiempo si necesita ir al baño y estar atento a sus gestos y comportamientos.

No emplear premios y castigos

El utilizar premios o castigos a la hora de aprender a usar el váter podría causarle al niño la impresión de que está cumpliendo un reto, añadiendo presión al proceso. Esta transición natural forma parte del desarrollo infantil, y lo ideal es no condicionar haciéndolo creer que es un reto a cumplir.

Motivar al niño sin presionarlo

Aunque no es recomendado dar premios al mantener el pañal seco y utilizar el váter, puedes ayudar al niño en el proceso apoyándolo y motivándolo durante toda la transición. Con esto puede ayudarlo a avanzar, pero sin presionarlo, recuerda que es su primer paso para sentirse “independiente” y necesita lograrlo por sí mismo.

Respetar sus tiempos

Finalmente, ten en cuenta que cada niño es un mundo distinto, y cada uno se desarrolla en tiempos distintos, quizás a algunos les tome más tiempo dejar el pañal que a otros. Como padres, es importante aprender a respetar los tiempos de cada niño para que así su proceso sea más natural y sin presiones.

Subir