¿En qué consiste la regurgitación en el bebé? - Consejos para tratarla

Si has llegado hasta este artículo, posiblemente tu hijo esté pasando por episodios de regurgitación, y quieres saber ¿por qué sucede esto?, puesto que cada vez que alimentas a tu bebé ya sea con leche de fórmula o materna empieza a botar todo lo que ha ingerido y muchos nos preguntamos si es normal estos episodios, por lo que te invito a que te quedes conmigo, y juntas descubramos las causas, y cómo lo podemos evitar. 

Índice()
  1. ¿Qué es la regurgitación en el bebé?
  2. ¿Cuáles son las causas de la regurgitación en el bebé?
  3. Consejos para tratar la regurgitación en el bebé

¿Qué es la regurgitación en el bebé?

Esta regurgitación es también llamada reflujo gastroesofágico, lo que quiere decir que este reflujo se presenta especialmente en sus primeros seis meses, y ocurre porque la leche, materna o de fórmula se acumula dentro del estómago y rebota hacia la boca, es decir llega hacia el esófago que es el que une la boca con el estómago y hace que se expulse hacia afuera. 

Por otra parte, muchos de nosotros no sabemos cómo ayudar a nuestro bebé con el reflujo gástrico, puesto que muchas veces confundimos este tipo de reflujo con vómitos por lo que es importante diferenciarlos, en un reflujo solamente se da una pequeña salida de leche junto con un eructo.

En cambio, cuando se presenta el vómito, la salida de leche es más abundante, y a su vez el bebé se encuentra irritado, puesto que los músculos del estómago se contraen muy fuertes, provocando que bote no solamente leche sino también líquido estomacal, por lo que si ves que tu bebé tiene este episodio, se recomienda cuando ya se calme, darle leche materna o de fórmula, pero si su vómito persiste, antes de ir al médico, suministra algún suero oral hidratante, y si esto aún no funciona, acudir al médico, y comentarle todo lo que les has dado antes de llegar al hospital. 

¿Cuáles son las causas de la regurgitación en el bebé?

Se recomienda que el niño tenga una buena postura al momento de tomar leche y al dormir, ya que nosotras como madres tenemos un desafío y es mantener a nuestros hijos con buena salud, por lo que si el bebé mantiene una posición correcta, podemos evitar complicaciones en el infante, cómo estás regurgitación, muertes de cuna y acumulación de gases, puesto que según la postura podemos eliminar más fácil los gases de nuestro bebé de este modo evitar el estreñimiento. 

Aparte de esto, los síntomas de la regurgitación son: encorvar la espalda y echar su cuello hacia atrás por la presión que ejerce el líquido para salir, a la vez se acompaña con un dolor en su pecho, otro signo es tos, rechazo del seno, junto con llanto prolongado.

Consejos para tratar la regurgitación en el bebé

Si tú piensas que tu bebé tiene demasiadas regurgitaciones, o simplemente quieres tratar de evitar que esto suceda; sigue estos pequeños consejos, para que puedas evitar o prevenir este tipo de complicaciones que no son dañinos para el niño, pero si son molestas para él. 

Mantén a tu bebé en una posición recta: después de la alimentación de tu bebé, mantener una posición recta y correcta por lo menos durante 30 minutos, y evitar la estimulación con juegos, colocarlos en objetos móviles como hamacas, pues esto puede provocar regurgitación en el infante,  se recomienda mantenerlo tranquilo en tus brazos.

Tómate un tiempo para ayudar a expulsar los gases a tu bebé: es ideal que luego de cada comida ayudes a tu bebé a expulsar los gases, ya que entre más gases expulse ayuda a tener menos en su barriguita y evitar estas molestias estomacales.

Acuéstalo boca arriba: acuesta siempre a tu hijo para arriba o de costado, puesto que al momento de acostarlo boca abajo, podrás evitar que tu bebé siga presentando los episodios de regurgitación. 

Presta la atención a tu alimentación: sí así como lo oyes, debes estar pendiente a tu alimentación, puesto que hay muchos alimentos que le pueden causar gases al bebé y se lo transmite a través de tu leche, si es que le das leche materna; por lo que es recomendable acudir con tu médico para que te indique que alimentos consumir durante la lactancia y así evitar este tipo de problemas. 

No esperes a que tu bebé tenga mucha hambre: si el bebé se encuentra desesperado y llora demasiado porque tiene hambre, puede llenarse de gases y al momento de empezar a succionar la leche con rapidez se llena su estomaguito y hace que tenga este tipo de episodios.

Subir